Historia de la IGP

 

Una Indicación Geográfica Protegida (IGP) es una marca de calidad diferenciada que sirve para designar a un producto agroalimentario, originario de un territorio, que posee unas características, cualidades o reputación que se deben a ese origen.

De acuerdo con la normativa de la Unión Europea, para que un producto agroalimentario pueda ser protegido bajo una IGP, al menos, una de las etapas de su producción, transformación o elaboración debe realizarse en la zona protegida. Lógicamente, esta etapa es la decisiva en cuanto a las características, cualidades o reputación del producto. En el caso del Cordero Segureño, el nacimiento y cría de los corderos se deben realizar en la zona delimitada mientras que su sacrificio y despiece se pueden llevarse a cabo tanto dentro como fuera de la zona.

La Asociación Nacional de Criadores de Ovino Segureño (ANCOS) fue la promotora de este proyecto y, tras casi 10 años de arduo trabajo, en diciembre de 2013 la IGP Cordero Segureño fue inscrita en el registro europeo de Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas.

Analizando el consumo de carne de cordero,según las estadísticas oficiales publicadas en los últimos años, en aquellas Comunidades Autónomas en las que existe alguna IGP,se puede llegar a la conclusión de que el consumo de carne de cordero está por encima de la media nacional. Por lo cual, este reconocimiento puede traer consigo una repercusión similar del consumo de nuestro cordero.

Asimismo, este reconocimiento implica que el Cordero Segureño está protegido por la propia legislación europea frente a imitaciones y usos fraudulentos del nombre. Con esto se consigue, no sólo proteger al Cordero Segureño sino también a los productores y, cómo no, a los consumidores.

 

Mapa IGPcorregido

Objetivos

Los principales objetivos que persigue la IGP son garantizar:

  • una competencia leal para los agricultores y productores de productos agrícolas y de alimentos que presenten características y atributos con valor añadido.
  • la accesibilidad de los consumidores a información fiable relativa a tales productos.
  • el respeto de los derechos de propiedad intelectual.
  • protección de la marca IGP “Cordero Segureño”.
  • la integridad del mercado interior.

Ámbito geográfico

La zona geográfica definida para la IGP se sitúa en la confluencia de las provincias de Albacete, Almería, Granada, Jaén y Murcia, encuadrando dentro las denominadas Cordilleras Béticas Orientales. Se caracteriza por tener una altitud mínima de 500 metros, siendo a su vez dicha altitud el elemento delimitador de la zona ya que condiciona, de manera definitiva, las características agroclimáticas y, en consecuencia, el sistema de producción.