Un día en la piel del cordero segureño

Un dia en la piel del cordero segureño

 

El Cordero Segureño amparado por la IGP vive en un entorno muy especial que es responsable, en gran medida, de las características diferenciadoras de su carne.

Con una altitud superior a los 500 metros, periodos fríos con heladas superiores a los 5 meses y veranos calurosos y secos, sólo esta raza ovina se ha adaptado con gran soltura.

 

Los animales adultos

Las ovejas adultas se mantienen en pastoreo durante todo el año. En este territorio existen aún algunas explotaciones que practican la trashumancia, pero el sistema general es el del pastoreo extensivo y cercano y se encierran en el redil al llegar la noche.

Los rebaños cuentan con unas 500 a 700 ovejas y suelen salir a pastar entre 3 y 6 horas. Se alimentan de la vegetación autóctona, que concentra aromas y nutrientes propios del entorno. Pero en ocasiones se complementa con suplementos alimenticios autorizados.

Cuando una oveja se acerca al final de la gestación, el pastor la separa del resto y la deja en la majada para evitar que para en el campo.

 

Los corderos

Al nacer, los corderos se quedan junto a sus madres para aprovechar el calostro que los protegerá de distintas enfermedades.

Pasarán bastantes días antes de que, de forma paulatina, vayan separándose de sus madres, que en un primer momento saldrán a pastorear cerca de la explotación.

Durante 40 o 50 días, el cordero se alimentará exclusivamente de leche materna y de un concentrado de iniciación. Tras su destete lo hará a base de concentrados autorizados y elaborados con materias primas como cereales, vitaminas, leguminosas y minerales.

Las madres que se hayan quedado más delgadas quedarán separadas de los moruecos hasta que se haya repuesto.

El ciclo reproductivo suele durar unos 8 meses, así que lo habitual es que paran unas tres veces en dos años.

Aquellos destinados al sacrificio no acompañarán a los adultos a la zona de pastoreo.

 

La trazabilidad

Como las madres ya están identificadas con un bolo rumial, los hijos se identifican con un crotal auricular que recoge la información sobre el número de explotación, los padres y demás datos exigidos por la IGP.

A partir de ahí… seguirán su camino,

 

Esta acción se ampara bajo la campaña de promoción de la marca de calidad 2016-2017.